Una Carga Profética Para Junio 2016

Spanish 

En una visión, vi un campo grande, listo para alguien sembrar las semillas para la llegada de la cosecha.  El sol bajaba despacio y cuidadosamente, el campo fue arado y listo para alguien que tuviese una visión de algo más que un campo vacío y que estuviese dispuesto hacer el trabajo de ESFORZARSE hasta que algo sucediera en el espíritu.  El Señor me mostraba que Él también tenía un campo espiritual que necesita la siembra de semillas para la cosecha del futuro.  ¿Encontrará personas luchadoras este de mes de junio que son los suficientemente tenaces para sembrar las semillas con desesperación por algo más de lo que la iglesia tiene ya?  Porque hay mucho más que Dios quiere plantar y cosecha enorme para nosotros.

Vi una desesperación llegando al cuerpo de Cristo en junio del 2016 – un deseo montándose de contener al Señor y ver Su mano moverse en la tierra como nunca antes.  Oí la palabra “presión”.  Vi grandes reuniones de personas donde ellos relegaron la agenda del hombre para buscar más del Señor – poniendo presión hasta la profundidad para moverse en Su gloria, buscando en humildad lo que Dios quiere hacer, dejando hacia el lado los planes y propósitos humanos.

Sentí al Señor decir, “Como Mi gente busca mi rostro primero con corazones humildes y sinceros, les daré una visitación de sorpresa.  Al moverme, Mi gente se regocijarán solo conmigo y dejarán de desear todo aquello que no sea la plenitud que anhelo darles.”

Sentí al Espíritu impartir un gran deseo de esfuerzo.  Vi un deseo renovado de seguir y esforzarse, para descubrir las profundidades le los planes de Dios.

¿Qué significa esforzarse?  ¿Qué significa “contener al Señor”?  Al oír la palabra “contener”, a veces piensas en términos de restringir o limitar la actividad de alguien; al yo utilizar la palabra “contener”, me refiero al jalonear alguien.

Al contener, al jalonear y al esforzarse habla de una actitud del corazón que anhela desesperadamente intimidad con Dios -- alguien ansioso y emocionado al ser Su amigo.  Siento al Señor decir, “Deseo ver una generación con hambre celestial al esforzarse.  Tienen el deseo de contenerme, a vivir y habitar conmigo y nunca irse.”  

En la Concordancia Strong, la palabra “contener” es definido como obligar, urgir, para presionar.  No es cualquier pedido ordinario; es persistente, un anhelo profundo del corazón y, por ende, presionan y se quedan cercas, escuchando con el poder oír la voz tranquila y pequeña del Espíritu.  Es un corazón que lucha para conseguir un nivel de profundidad de compañerismo no satisfecho con cualquier encuentro casual.

¿Cuántas personas conocemos que solo quieren un encuentro casual con Dios?  “Oh Dios, sólo ven y dame bendiciones.”  “Oh Dios, sólo haz algo.”  No lo conmueven a venir y quedarse cerca.  He encontrado que si conmovemos al Señor – si de verdad estamos hambrientos de Él y nos esforzamos -- Él vendrá y tendrá un encuentro con nosotros.  Él está atrayendo a Su pueblo que se acerquen este mes de junio porque tiene mucho por revelar en los próximos días si tenemos los oídos prestos para oírlo, esperando en Él.

El problema es que nos encantan los relojes.  Si el Señor no aparece luego de cinco minutos, nos rendimos y nos cansamos de esperar para empezar otra actividad.  Si no vemos resultados dentro de una hora, nos enfadamos.  Tenemos que hacer las siguientes preguntas: “Es algo que llevo tan dentro en mis profundidades que sólo puedo clamarle a Él?”  “Jesús, hijo de David, entra en mi vida y muévete según Su Espíritu.  ¡Ven según Su Espíritu y háblame!  Ven según Su Espíritu y anda por mi hogar.  Te necesito 24/7.  Jesús, ¡cambia mi vida este verano!”

¿Es una simple oración, algo que dices sin convicción, o lo dices intencionalmente de todo corazón?  Si es todo para ti y no permites que una derrota te lleve al rendirse, Él llegará y se moverá en su vida este verano.  Él quiere saber cuan serio estas.  Muchos dicen que van a esforzarse, al ser probados luego se rinden y la verdad es que sólo lo dijeron por hablar.

Jesús, el Maestro dulce, vale la pena seguirlo sin importar lo que vaya costarle.  Si tienes que perseguir, orar y ayunar por semanas u horas del día hazlo.  Sólo hazlo.  Ponle presión y contenga al Señor para que llegue y se manifieste Él mismo este verano, rechazando la tentación de rendirse antes de ver a Su gloria.  “No desperdicies otro verano más,” dice el Señor.  “¡Pon presión!”

Siento al Señor decir que siembren sus semillas este junio para las temporadas por venir.  Él anda buscando tenacidad y perseverancia para presionar y quedarse en el lugar secreto.  Si deseas más de Dios, no puedes aceptar al no como su última respuesta porque Él anhela tener amistad contigo más de lo que se pueda imaginar.  No te rindas.  ¡Nunca te rindas!  ¡Persíguelo como si su vida dependiese de seguirlo ya que así mismo es en estos últimos días!  #presionandojunio2016

 

Steve Porter

www.findrefuge.tv