SANTOS CON CORAZONES ARDIENTES HACEN ROMANCE AL DIVINO

Las oraciones de aquellos con corazones ardientes se convierten en una verdadera fragancia para el Señor. Nuestras oraciones de corazón llenan los cuencos de oro en el cielo. Al estudiar la Escritura, vemos un Padre amoroso que describe las oraciones apasionadas como "grato olor de Cristo" (2 Corintios 2:15). Esa es Su manera de decir lo complacido que está cuando adoramos al Señor con TODOS nuestros corazones, sin prisa por marcharnos.

La oración sincera y amorosa, y la adoración, son una cosa exquisitamente hermosa que se levanta de los altares de oro donde los santos con los corazones ardientes hacen romance al divino. Ellos le dan al Señor compañía, hablándole a Él como un amante y un amigo. No importa dónde adoran, ya sea de rodillas o en una magnífica catedral. Lo que llama la atención es un corazón ardiente que grita con sinceridad, negándose a marcharse hasta que se haga una verdadera conexión con el Altísimo. Cuando Él encuentra a alguien que se ajuste a esa descripción, una dulce fragancia fluye hacia el trono, y se inclina sobre la gloria para inhalar de nuevo. Él lo toma y sonríe en obvio deleite. Alguien está ofreciendo adoración verdadera.

¿Eres consciente de que se necesitan cerca de dos mil flores para producir un gramo de aceite fragante o 9.000 tréboles de rosa para producir una sola onza de perfume? De hecho, al entrar en un jardín de rosas, el olor es mucho más poderoso en las primeras horas de la mañana cuando el rocío todavía está en las rosas. De la misma manera, toma tiempo y paciencia empapándose en la presencia del Señor en la verdadera adoración para producir el tipo de fragancia que Él se inclina para inhalar.

Puedes preguntar, "¿No es una alabanza fuerte y entusiasta tan preciosa para el Señor?" Bueno, eso depende del espíritu con el que se da. Sin embargo, debemos admitir que es fácil alabar sin conectar realmente con el corazón del Padre en la verdadera adoración. Es por eso que es tan vital que examinemos nuestros corazones, para asegurarnos de que no estamos simplemente realizando las mociones, sólo para terminar con eso.

Puedo escuchar al Señor decir:

"Veo sus manos y corazones levantados en adoración íntima–debo acercarme a tales como estos. ¡Debo respirar la fragancia de esa clase de adoración, porque estoy complacido!"

"los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren." (Juan 4:23). ¿Por qué los busca? La respuesta es porque son tan difíciles de encontrar, raros ejemplares en la actual cultura ocupada y ruidosa. El ruido es barato, mientras que la verdadera adoración es tan rara y costosa como el perfume real. ¿Pero estamos dispuestos a pagar el precio para ser verdaderos adoradores? ¿Serás uno de los que arde con amor ante el trono y deja que tu fragancia caliente Su corazón?

"Suba mi oración delante de ti como el incienso, el don de mis manos como la ofrenda de la tarde." (Salmo 141: 2).

 

Steve Porter

 www.findrefuge.tv

Descargar el artículo aquí

Steve Porter es fundador de Refuge Ministries. Él ha escrito muchos libros y tiene una unción especial para traer las verdades profundas del Espíritu con una claridad y simplicidad que atraen a uno hacia un camino más cercano y una relación más profunda con nuestro Señor Jesucristo. Los libros, los artículos y los videos de Steve han tocado incontables vidas alrededor del mundo.

Nunca es Tarde para una Resurrección “Y me dijo: Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y dije: Señor Jehová, tú lo sabes.” (Ezequiel 37:3) Sabías que Dios está en cada área de la creación, incluso en aquellas cosas que parecen inertes y muertas? Como un paramédico usa resucitación cardiopulmonar para dar nueva vida a pacientes con paro cardiaco, Dios siempre está prevenido, listo para dar nueva vida a cualquier cosa inerte cuando se lo pidamos. Él está presente en nuestra primavera espiritual y en los meses de frío. Y Él está incluso más cerca, volando a nuestro lado en nuestras horas más oscuras, de acuerdo al Salmo 34:18 donde dice: “Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; Y salva a los contritos de espíritu.” El pasaje de Ezequiel arriba hace la pregunta, “¿vivirán esos huesos?” La palabra ‘vivirán’ no solo significa que volverán a la vida después de haber estado físicamente muertos, también aplica al quebrantamiento, a un sueño que muere, una batalla que pierdes, y tiempos de desesperanza y desesperación en cualquier área de la vida. ‘Vivir’ significa ser refrescado, rejuvenecido, revivido, o recibir la promesa de vida. También significa ser restaurado o renovado – o simplemente estar entero otra vez. Al igual que el viento dio nueva vida a los secos huesos del pasaje de Ezequiel, Dios quiere resucitar nuestros espíritus. Quiere darnos la bienvenida a Su presencia viva e impartir esa misma vida de resurrección a nosotros, dando nueva vida a los lugares muertos en nuestras vidas. Y mientras algunos pueden venir y decir que Dios no puede usarnos, Dios dice lo contrario, ¡y la Suya es la última palabra en el asunto! “Por tanto, profetiza, y diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo abro vuestros sepulcros, pueblo mío, y os haré subir de vuestras sepulturas, y os traeré a la tierra de Israel.” (Ezequiel 37:12) Aquí Dios nos hace la promesa de que Él nos sacará de la oscuridad, ¡abriendo nuestras tumbas y permitiéndonos vivir de nuevo! Solo debemos escuchar y obedecer la palabra de Dios. ¿Hay áreas de tu vida que necesiten un toque celestial? Ezequiel nos promete que Dios siempre está mirando, listo para dar vida nueva a esas inertes y muertas áreas de nuestras vidas. Cuando enfrentamos obstáculos, debemos que entender que los retrasos son solo temporales. De hecho, debemos tener en mente que Dios está a cargo, y Él puede estar frenando las cosas un poco, para que podamos sanar antes de dar nueva vida a nuestras luchas personales para que verdaderamente recibamos el completo amor y poder de Dios. ‘Resucitar’ significa mucho más que solo traer a alguien de vuelta a la vida. ¡Ser resucitados por el poder de Dios nos hace más fuertes, más maduros y más poderosos de lo que éramos!  ¿Has oído eso, Hijo de Dios? ¡Más fuerte, más maduro, y más poderoso de que lo que hayas sido jamás! Y Dios siempre cumple Su promesa de resurrección a cualquiera que pertenezca a Él. Solo Él puede inyectar nueva vida en lugares muertos. Todo lo que debemos hacer es pedir, obedecer, esperar, y recibir. Tal vez te anime a entender el poder masivo de la resurrección. El término ‘resurrección’ significa ‘levantarse otra vez’. Esto puede ser tomado literalmente, significando revivir a un individuo a un estado vivo de consciencia, o puede tomarse de forma figurada, como revivir verdades espirituales profundas para que podamos experimentar la paz, alegría y amor tangibles de Dios. Y esto puede aplicarse a cualquier área. No hay situación difícil de superar para Dios – ni la muerte física, espiritual, o emocional. Este mismo regalo de la resurrección ya reside en todos y cada uno de nosotros, como hijos de Dios, ya que Su Espíritu vive dentro de nosotros. “Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.” (Romanos 8:11) Si Dios el Padre fue capaz de dar nueva vida al cuerpo sin vida de Su Hijo, entonces tú y yo somos también beneficiarios de este gran regalo, dado a nosotros cuando Jesús murió y se levantó de entre los muertos. Pero depende de nosotros aprovechar este regalo en la fe, y creer en él, como si así fuera, porque solo obtiene vida para nosotros si lo aplicamos y decimos, “¡Es mío, y no tomaré un no por respuesta!” Una vez que hacemos eso estamos sobrenaturalmente empoderados y energizados por el gran poder de Dios– ¡Indetenibles! Salmos 84:11 dije, “No quitará el bien a los que andan en integridad.” Eso significa que Él nunca se negará a restaurar a aquellos que pidan ayuda. Nadie es un caso perdido si aún viven y respiran. De hecho, Salmos 116:2 lo pone así: “Porque ha inclinado a mí su oído; Por tanto, le invocaré en todos mis días”  Jesús se levantó de entre los muertos por el poder de Dios Padre, y ese mismo poder ya reside en nosotros porque Su Espíritu Santo vive dentro de nosotros. Con este poder innato, Dios puede resucitar nuestros sueños, sus ambiciones divinas, y nuestras pasiones. Cada cosa buena que haya sido perdida puede ser restaurada a dimensiones incluso mayores a través del milagroso poder de Dios. Nuestros sueños son como semillas plantadas. Para que puedan germinar, primero deben caer inertes del árbol, ser plantadas en el suelo, y esperar que llegue la primavera, cuando comenzarán a brotar y crecer. Y tal como sale el sol cada mañana, podemos depender en que el amor de Dios brille sobre nosotros y traiga vida a nuestros sueños. Tal como la luz del sol impacta a todos los seres vivos, Dios nos promete una vida a abundante y fructífera como respondamos a Su llamado de vivir otra vez. ¿Han muerto tus sueños? Tal vez te aferras a ellos muy fuerte como para que Dios pueda hacer algo. Necesitamos aprender cómo sostener nuestros sueños sin apretarlos, abriendo nuestras manos y dándoselos a Él, entendiendo que algunas veces los sueños deben morir para que no nos consuman o se vuelvan como ídolos – La fuerza que mueva nuestras vidas. Para que esos sueños muertos puedan realmente vivir otra vez, debemos permitir a Dios que haga algo de nada. De acuerdo a Isaías 61:1-3 —Dios es más que capaz de hacer gloria a partir de cenizas. ¿Pero qué si somos nosotros los que encendimos el cerillo que nos quemó? ¿Nos ayudará Dios aún entonces? ¿Resucitará nuestros sueños si fuimos nosotros quienes causaron que murieran?  ¡Absolutamente! Porque Dios es un Dios de la segunda oportunidad. ¡Él se alegra y se deleita en renovar todas las cosas para bendecirnos! ¿Hay áreas en tu vida donde te sientas muerto por dentro? ¿Estás luchando con cuestiones personales, dificultades financieras, problemas familiares, o una falta de pasión por tu carrera? ¿Sientes como si Dios perdió tu dirección, se olvidó de ti, o simplemente está muy ocupado para que le importes?  Libera el agarre apretado y abre tu mano, dándole tus preocupaciones, cargas, y sueños muertos o moribundos. Deja que él les dé nueva vida por ti. Tal vez no te sientes merecedor del poder de resurrección de Dios por algo que hayas hecho. Bueno, ten corazón, porque si te humillas y te arrepientes, Él dará belleza a partir de cenizas. Contesta esta pregunta: ¿Tú rechazas a tus preciosos hijos cuando cometen errores? Por supuesto que no, ¡y tampoco Dios! ¡Él te corregirá amablemente y luego te restaurará de vuelta a la salud, renovando todas las cosas! El primer paso es abrazar el poder de Dios, creer que Él te restaurará. Pídele que dé nueva vida a las áreas oscuras y muertas de tu vida. Sé paciente y espera en la fe. ¡No te rindas antes de que pase el milagro! Aférrate a la promesa como si tu vida dependiera de eso, porque lo hace. ¡Y nunca aceptes no por respuesta! Dios, eres más que capaz de hacer belleza a partir de las cenizas de mi vida. Eres un Dios de la segunda oportunidad. ¡Obtienes alegría y gran delicia en renovar todas las cosas! ¡Nunca es tarde para una resurrección en mi vida! ¡Ven a mí con ella!   Steve Porter www.findrefuge.tv Steve Porter es el fundador de Refuge Ministries. Él ha escrito muchos libros y tiene una unción especial para extraer las profundas verdades del Espíritu con una claridad y simplicidad que lo llevan a uno a un caminar más cercano y a una relación más profunda con nuestro Señor Jesucristo. Los libros, artículos y videos de Steve and tocado incontables vidas alrededor del mundo. *El nuevo libro de Steve La Lengua del Aprendido-Cómo Fluir en la Unción Profética saldrá a principios de mayo de 2017 en Amazon, Kindle, y findrefuge.tv  

Nunca es Tarde para una Resurrección

“Y me dijo: Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y dije: Señor Jehová, tú lo sabes.” (Ezequiel 37:3)

Sabías que Dios está en cada área de la creación, incluso en aquellas cosas que parecen inertes y muertas? Como un paramédico usa resucitación cardiopulmonar para dar nueva vida a pacientes con paro cardiaco, Dios siempre está prevenido, listo para dar nueva vida a cualquier cosa inerte cuando se lo pidamos. Él está presente en nuestra primavera espiritual y en los meses de frío. Y Él está incluso más cerca, volando a nuestro lado en nuestras horas más oscuras, de acuerdo al Salmo 34:18 donde dice: “Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; Y salva a los contritos de espíritu.”

El pasaje de Ezequiel arriba hace la pregunta, “¿vivirán esos huesos?” La palabra ‘vivirán’ no solo significa que volverán a la vida después de haber estado físicamente muertos, también aplica al quebrantamiento, a un sueño que muere, una batalla que pierdes, y tiempos de desesperanza y desesperación en cualquier área de la vida. ‘Vivir’ significa ser refrescado, rejuvenecido, revivido, o recibir la promesa de vida. También significa ser restaurado o renovado – o simplemente estar entero otra vez.

Al igual que el viento dio nueva vida a los secos huesos del pasaje de Ezequiel, Dios quiere resucitar nuestros espíritus. Quiere darnos la bienvenida a Su presencia viva e impartir esa misma vida de resurrección a nosotros, dando nueva vida a los lugares muertos en nuestras vidas. Y mientras algunos pueden venir y decir que Dios no puede usarnos, Dios dice lo contrario, ¡y la Suya es la última palabra en el asunto!

“Por tanto, profetiza, y diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo abro vuestros sepulcros, pueblo mío, y os haré subir de vuestras sepulturas, y os traeré a la tierra de Israel.” (Ezequiel 37:12)

Aquí Dios nos hace la promesa de que Él nos sacará de la oscuridad, ¡abriendo nuestras tumbas y permitiéndonos vivir de nuevo! Solo debemos escuchar y obedecer la palabra de Dios.

¿Hay áreas de tu vida que necesiten un toque celestial? Ezequiel nos promete que Dios siempre está mirando, listo para dar vida nueva a esas inertes y muertas áreas de nuestras vidas. Cuando enfrentamos obstáculos, debemos que entender que los retrasos son solo temporales. De hecho, debemos tener en mente que Dios está a cargo, y Él puede estar frenando las cosas un poco, para que podamos sanar antes de dar nueva vida a nuestras luchas personales para que verdaderamente recibamos el completo amor y poder de Dios.

‘Resucitar’ significa mucho más que solo traer a alguien de vuelta a la vida. ¡Ser resucitados por el poder de Dios nos hace más fuertes, más maduros y más poderosos de lo que éramos!  ¿Has oído eso, Hijo de Dios? ¡Más fuerte, más maduro, y más poderoso de que lo que hayas sido jamás!

Y Dios siempre cumple Su promesa de resurrección a cualquiera que pertenezca a Él. Solo Él puede inyectar nueva vida en lugares muertos. Todo lo que debemos hacer es pedir, obedecer, esperar, y recibir.

Tal vez te anime a entender el poder masivo de la resurrección. El término ‘resurrección’ significa ‘levantarse otra vez’. Esto puede ser tomado literalmente, significando revivir a un individuo a un estado vivo de consciencia, o puede tomarse de forma figurada, como revivir verdades espirituales profundas para que podamos experimentar la paz, alegría y amor tangibles de Dios. Y esto puede aplicarse a cualquier área. No hay situación difícil de superar para Dios – ni la muerte física, espiritual, o emocional. Este mismo regalo de la resurrección ya reside en todos y cada uno de nosotros, como hijos de Dios, ya que Su Espíritu vive dentro de nosotros.

“Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.” (Romanos 8:11)

Si Dios el Padre fue capaz de dar nueva vida al cuerpo sin vida de Su Hijo, entonces tú y yo somos también beneficiarios de este gran regalo, dado a nosotros cuando Jesús murió y se levantó de entre los muertos. Pero depende de nosotros aprovechar este regalo en la fe, y creer en él, como si así fuera, porque solo obtiene vida para nosotros si lo aplicamos y decimos, “¡Es mío, y no tomaré un no por respuesta!” Una vez que hacemos eso estamos sobrenaturalmente empoderados y energizados por el gran poder de Dios– ¡Indetenibles!

Salmos 84:11 dije, “No quitará el bien a los que andan en integridad.” Eso significa que Él nunca se negará a restaurar a aquellos que pidan ayuda. Nadie es un caso perdido si aún viven y respiran. De hecho, Salmos 116:2 lo pone así: “Porque ha inclinado a mí su oído; Por tanto, le invocaré en todos mis días” 

Jesús se levantó de entre los muertos por el poder de Dios Padre, y ese mismo poder ya reside en nosotros porque Su Espíritu Santo vive dentro de nosotros. Con este poder innato, Dios puede resucitar nuestros sueños, sus ambiciones divinas, y nuestras pasiones. Cada cosa buena que haya sido perdida puede ser restaurada a dimensiones incluso mayores a través del milagroso poder de Dios.

Nuestros sueños son como semillas plantadas. Para que puedan germinar, primero deben caer inertes del árbol, ser plantadas en el suelo, y esperar que llegue la primavera, cuando comenzarán a brotar y crecer. Y tal como sale el sol cada mañana, podemos depender en que el amor de Dios brille sobre nosotros y traiga vida a nuestros sueños. Tal como la luz del sol impacta a todos los seres vivos, Dios nos promete una vida a abundante y fructífera como respondamos a Su llamado de vivir otra vez.

¿Han muerto tus sueños? Tal vez te aferras a ellos muy fuerte como para que Dios pueda hacer algo. Necesitamos aprender cómo sostener nuestros sueños sin apretarlos, abriendo nuestras manos y dándoselos a Él, entendiendo que algunas veces los sueños deben morir para que no nos consuman o se vuelvan como ídolos – La fuerza que mueva nuestras vidas. Para que esos sueños muertos puedan realmente vivir otra vez, debemos permitir a Dios que haga algo de nada.

De acuerdo a Isaías 61:1-3 —Dios es más que capaz de hacer gloria a partir de cenizas. ¿Pero qué si somos nosotros los que encendimos el cerillo que nos quemó? ¿Nos ayudará Dios aún entonces? ¿Resucitará nuestros sueños si fuimos nosotros quienes causaron que murieran? 

¡Absolutamente! Porque Dios es un Dios de la segunda oportunidad. ¡Él se alegra y se deleita en renovar todas las cosas para bendecirnos!

¿Hay áreas en tu vida donde te sientas muerto por dentro? ¿Estás luchando con cuestiones personales, dificultades financieras, problemas familiares, o una falta de pasión por tu carrera? ¿Sientes como si Dios perdió tu dirección, se olvidó de ti, o simplemente está muy ocupado para que le importes? 

Libera el agarre apretado y abre tu mano, dándole tus preocupaciones, cargas, y sueños muertos o moribundos. Deja que él les dé nueva vida por ti.

Tal vez no te sientes merecedor del poder de resurrección de Dios por algo que hayas hecho. Bueno, ten corazón, porque si te humillas y te arrepientes, Él dará belleza a partir de cenizas. Contesta esta pregunta: ¿Tú rechazas a tus preciosos hijos cuando cometen errores? Por supuesto que no, ¡y tampoco Dios! ¡Él te corregirá amablemente y luego te restaurará de vuelta a la salud, renovando todas las cosas!

El primer paso es abrazar el poder de Dios, creer que Él te restaurará. Pídele que dé nueva vida a las áreas oscuras y muertas de tu vida. Sé paciente y espera en la fe. ¡No te rindas antes de que pase el milagro! Aférrate a la promesa como si tu vida dependiera de eso, porque lo hace. ¡Y nunca aceptes no por respuesta!

Dios, eres más que capaz de hacer belleza a partir de las cenizas de mi vida. Eres un Dios de la segunda oportunidad. ¡Obtienes alegría y gran delicia en renovar todas las cosas! ¡Nunca es tarde para una resurrección en mi vida! ¡Ven a mí con ella!

 

Steve Porter

www.findrefuge.tv

Steve Porter es el fundador de Refuge Ministries. Él ha escrito muchos libros y tiene una unción especial para extraer las profundas verdades del Espíritu con una claridad y simplicidad que lo llevan a uno a un caminar más cercano y a una relación más profunda con nuestro Señor Jesucristo. Los libros, artículos y videos de Steve and tocado incontables vidas alrededor del mundo.

*El nuevo libro de Steve La Lengua del Aprendido-Cómo Fluir en la Unción Profética saldrá a principios de mayo de 2017 en Amazon, Kindle, y findrefuge.tv

 

Los Dos Caminos

Hay dos caminos que podemos tomar en el ministerio a Dios.Somos nosotros quien escojemos el camino que viajaremos.El primer camino es el camino de promotion propia donde nos adelantamos a los planes de Dios sin la uncion.. donde nosotros mismos nos damos la palmadita en la espalda, y nos gloriamos por nuestros actos...Estos ministerios son de poca vida y se derrotan rapido cuando soplan los vientos de la adversidad.

El segundo camino es el camino de la humildad, dependencia, paciencia y preparacion.Este camino es largo y vientoso y se toma mucha diligencia y paciencia...Los que estan en este camino estan contentos con amar y alabar solo a Dios..Incluso si eso significa que nunca tendran audiencia. Cuando Dios encuentra tal personas El las usa para que sean su boca y para que carguen su tierno corazon. Para ser honesto estos mensajeros son muy escasos..1 entre los 1000. Job 33:23 "Si hubiera un mensajero con el o un interprete uno entre mil, que ensenara al hombre de su iniquidad ante Dios. Teniendo el toque de Dios es tu ministerio vale la pena la espera ya que muchos hay que pueden alterar la gente substituyendo la uncion con el ruido de la emocion. Un emsajero de ultimos tiempos abre los cielos cuando ministra. Cargan el corazon de Dios con una profunda presencia y despuesque Dios los usa en su asignacion...corren de vuelta a su lugar secreto  donde descansan ante la presencia de Dios y se sacean y se deleitan en conocer a Dios como un gran amante y amigo. El primer camino es corta y siempre buscan formas de acortarlo, nunca buscan de Dios ni lo incluyen.

El segundo camino es el de conocer a Dios y adorarlo mienstras estamos a sus pies.

Querido Senor ayudanos a escojer el camino correcto y que pueda yo ser tu amigo verdadero. Que me enamore de nuevo de tu rostro y no solamente de tus dones, Tu eres el dador de los dones! Eres el deseo de mi corazon! Ati te buscare primero! El Senor le hablaba a Moises cara a cara,asi como se le habla a un amigo. Luego Moises regresaba al campamento.

Exodo 33:11


Por Steve Porter Traducido: CceciAyala

Los Dos Caminos 

descargar
 

Naaman

No puedo evitar pensar en Naaman, El queria ser sanado de la lepra que invadia su cuerpo. y apesar de eso salio corriendo en ira, cuando el Mensajero de Dios le dijo que fuera y se lavara al rio Jordan 7 veces. Era algo incomodo y absurdo el mandato, absurdo a su mente natural. Se preguntaba el, porque ir a un rio tan sucio cuando en su tierra habian rios mas limpios. Pero el rio no era su problema, Su orgullo no lo dejaba humillarse y obedecer a Dios para su sanidad. Al final su lepra fue sanada, cuando escucho la voz de sabiduria. Cuando se humillo y cambio de pensar escuchando el consejo del Mensajero en obediencia a Dios.

De la misma manera tenemos que ser nosotros, para una vida mas profunda cristianamente, tenemos que crucificar la carne, Humillandonos y obedeciendo cuando la razon es contraria . Se requiere una busqueda con afan a las Escrituras. cuando nos humillamos ante Dios, Se va todo orgullo y nuestro corazon se have sauve y dispuesto para aprender. Deseando mas intimidad con Dios, buscando poner sus asuntos antes que los nuestros.

Por Steve Porter Traducido: CceciAyala

 

 

Dios bendice a esos que lo buscan de cercas, A esos que oyen esa vocesita del Espiritu Santo. Con frecuencia ignoramos su voz, Sus alertas, y hasta las banderitas rojas y no escuchamos.Sino estamos oyendo no aprendemos,y sino aprendemos no estamos creciendo. El ciclo nunca se detiene,Y la bendicion no vendra hasta que nos detengamos de hacer lo que estamos haciendo y comencemos a velar,esperar,oir y obedecer.

En Proverbios 8:34-35 Dios nos instruye que velemos,que esperemos y lo busquemos. Noten que estas cosas son acciones que deberiamos practicar cada dia. Debemos estar atentos a las cosas que Dios quiere ensenarnos.Y mas que estar atentos, debemos de con diligencia buscar la sabiduria y la verdad. Las Escrituras nos dice que esos que lo buscan, lo encuentran.

Por Steve Porter Traducido: CceciAyala